Para los consumidores de productos procesados, envasados, etiquetados con lindas calcomanías de diseño gráfico exquisito. Para los que se tragan la cuña de Diablitos, en la que sale una mamá rubia, de una juventud inverosímil que la hermana con sus hijos, ahí, en su cocina italiana multimillonaria, rellenando arepas con un tolete de Diablitos maquillado, […]

a través de Una épica de marketing — Como te iba contando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s